admin

Historia de los Reyes Magos de Oriente

‘Reyes Magos’ es el nombre que reciben los sacerdotes eruditos en el Antiguo Oriente, los cuales acudieron al nacimiento de Jesús de Nazaret desde Oriente hasta Occidente para homenajearle y entregarle unos regalos de mucho valor que todo el mundo conoce: el oro, la mirra y el incienso. Estos regalos simbolizaban la riqueza.


Actualmente sus majestades se conocen con los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar. Pero esto no siempre fue así. Existen muchas teorías sobre quienes fueron realmente estos magos o reyes o por qué los conocemos como Reyes Magos.

En origen, los nombres de estos tres personajes eran: Teokeno fue rebautizado como Melchor y se especula que puedo vivir en Media, la tierra de los medos, cerca del mar Caspio, por lo que se le supone de origen indio. El segundo era conocido como Menor, pero le renombrarían como Gaspar de linaje caldeo, regía las islas del Éufrates, por lo que su origen puede ser persa. El tercero, Sair, conocido ahora como Baltasar, cuyo origen se estima árabe, gobernaba la zona que hoy concuerda con Irán.

Se les atribuyen los títulos de Reyes y Magos por dos razones. En el evangelio, los denominados ‘magos’ en realidad eran los pertenecientes a la casta sacerdotal, cuyo principal conocimiento era la observación astronómica, además, los miembros de esta casta solían pertenecer a clases aristocráticas, de ahí que se les haya atribuido ‘Reyes’. Estos Reyes recorrieron un largo camino hasta llegar a Jerusalén guiados por una estrella para ofrecer los regalos de adoración al hijo de la Virgen.

Así pues, la tradición popular, que emula la tradición católica de la adoración de los reyes al Niño Jesús, a través de la celebración del día de reyes en el que los niños reciben los regalos que previamente han pedido a sus majestades a través de una carta mágica. Estos les dejan los regalos en casa la noche del 5 de enero y, además, en algunos lugares, el día 5 suele tener lugar la llamada cabalgata de Reyes, en la que los reyes pasean por las calles con sus camellos y sus pajes para saludar al pueblo y a los niños antes de la gran noche.

Compartir

Deja un comentario

Ingresar código de seguridad *